10 recomendaciones para usar el cajero electrónico

Las siguientes recomendaciones son aplicables al uso de cajeros electrónicos (ATM) en el ámbito de la República Argentina, de acuerdo a la legislación vigente aplicable en la materia y son efectuadas por el Banco Central:


1.Debería averiguar en su banco qué cantidad de operaciones puede realizar por cajero automático sin costo. Tenga en cuenta que si realiza operaciones en cajeros de otro banco, eso tiene un costo, y varía según sea de la misma red o de otra. Las operaciones no son solo extracciones de dinero, también incluyen averiguar el saldo de su cuenta o pagar un servicio, entre otras.

2.Para evitar agotar el cupo de operaciones sin costo, puede consultar sus saldos a través de la banca telefónica o por e-banking.

3.Si va a necesitar una suma de dinero considerable, tenga en cuenta que los cajeros automáticos tienen topes de retiro por día, que suelen ser de $ 1.000 pero pueden ser diferentes si el cliente acuerda otra cosa con el banco. Son aplicables los siete días de la semana.

4.Usted puede modificar el tope de retiro de efectivo, subiéndolo si el volumen que maneja a diario es elevado, o bajándolo por razones de seguridad u otros motivos. En algunos bancos, este cambio en el tope implica un cambio en sentido opuesto en el límite de compra de la tarjeta de débito.

5.Si extrae dinero y hay diferencias entre el comprobante emitido por el cajero y el importe efectivamente retirado, debería comunicar esa circunstancia al banco emisor de su tarjeta, para que solucionen el problema. De la misma manera, en caso de pérdida o robo de su tarjeta, denuncie de inmediato esta situación al banco que se la otorgó.

6.Al hacer un depósito, asegúrese de introducir en la ranura correspondiente el sobre conteniendo el efectivo o los cheques y el primer comprobante emitido por el cajero durante el proceso de esa transacción. Se aconseja conservar el comprobante que la máquina entrega al finalizar la operación; le servirá para un eventual reclamo posterior.

7.Evite utilizar los cajeros automáticos cuando se encuentre con mensajes o situaciones de operación anormales.

8.Es aconsejable cambiar el código de acceso o clave o contraseña personal (“password”, “PIN”) asignada por el banco por uno que usted seleccione, y memorícela en lugar de escribirla. Modifíquela periódicamente para mayor seguridad. Esa clave no debería ser su dirección personal, ni su fecha de nacimiento u otro número que pueda obtenerse fácilmente de documentos que se guarden en el mismo lugar que su tarjeta.

9.Al operar en un cajero automático, piense en su seguridad personal. Evite digitar la clave personal en presencia de personas desconocidas, aun cuando pretendan ayudarlo, ni facilite la tarjeta a terceros, ya que ella es de uso personal.

10.Aunque parezca una obviedad, recuerde retirar la tarjeta magnética al finalizar las operaciones.

FuenteClienteBancario

Share

This entry was posted in aprendizaje, concienciar, empresas, info, robo, seguridad. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.