Amazon no alojará a Wikileaks

Wikileaks sin host

Poco le ha durado a Wikileaks el amparo técnico de Amazon Web Services. El gigante del comercio electrónico ha dejado de proporcionar servicio de hosting a la organización de Julian Assange, tan sólo dos días después de que ésta le solicitara el uso de sus servidores para evitar futuros amenazas tras un ataque DDoS (de degeneración de servicio).

Pese a que muchos afirmaban que Amazon no tendría ningún problema legal por ayudar a la asociación, lo cierto es que la compañía estadounidense ha recibido presiones por parte del comité del Senado de Seguridad Nacional. Su presidente, Joe Lieberman, se puso en contacto directamente con Amazon para persuadir a la empresa que cesara su relación contractual con la polémica firma que acaba de revelar más de 250.000 cables diplomáticos.

El propio Lieberman se ha manifestado sobre la decisión de Amazon, según se hace eco The Guardian: “Se trata de la decisión correcta y debería establecer un patrón para otras compañías como WikiLeaks que distribuyan material secuestrado ilegalmente. Hago un llamamiento a cualquier otra empresa u organización que proporcione hosting a Wikileaks a romper su relación con ellos”.

Por su parte, la compañía de ecommerce ha justificado su decisión, arguyendo simplemente que la asociación ha violado sus términos de uso. Recordemos que la empresa de comercio electrónico no revisa o pre-aprueba el contenido que se coloca en sus servidores, pero en su contrato de uso incluye una cláusula en la que prohíben el alojamiento de datos para “actividades ilegales”… Aunque de momento no se ha confirmado que las actividades de Wikileaks contraríen alguna ley.

La noticia ha sentado como un jarro de agua fría a Wikileaks. Desde la asociación han apuntado incluso a que supone una violación de la libertad de expresión recogida en la primera enmienda de la constitución de EE.UU y mediante un tweet afirman que “Amazon debe estar tan incómoda con la primera enmienda que debería salir del negocio de la venta de libros”.

Se ha querido comparar el caso con la censura impuesta a Google por el gobierno chino a principios de año, sin embargo, se trata de una situación distinta, ya que Amazon es una compañía privada.

El portavoz de WikiLeaks Kristinn Hrafnsson dijo que no conocía la situación de los servidores, pero “tenemos formas y medios de eludir cualquier cierre de nuestros servicios”.

Wikileaks había contratado los servicios de Amazon.com tras los ataques sufridos contra su habitual servidor en Suecia, Bahnof. Por el momento, y como anunciaban via Twitter que invertiría el dinero que le pagaba a Amazon en Europa, el hosting de Wikileaks se ha mudado nuevamente a servidores ubicados en Suecia.

WikiLeaks obtuvo grandes cantidades de comunicados internos del Departamento de Estado de Estados Unidos, algunos de las cuales eran clasificados e incluían evaluaciones embarazosas de líderes mundiales, y las divulgó mediante diferentes medios de comunicación y su propia página.

Fuente: ddsmedia

Share

This entry was posted in info. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.