Fuga de información

Por Federico Pacheco

Entre los temas más discutidos y controversiales ocurridos durante 2010 se encuentra sin duda la fuga de información, a partir del controvertido caso Wikileaks. Sin embargo es interesante destacar que el tema no es nuevo para la industria de la seguridad de la información, solo que hoy en día parece ser difícil evitarlo en las mesas de discusión sobre la privacidad y la confidencialidad en las empresas y también en el ámbito personal. Justamente estos dos últimos conceptos permiten ilustrar la idea principal que se analizará.

La confidencialidad se refiere a la característica que implica que la información sea accedida solamente por los usuarios autorizados. Por su parte, la privacidad habla más bien de una garantía de confianza respecto a la propia información y su uso, diferenciándose de lo público y de lo secreto.

Por tanto, la fuga de información es lo que ocurre cuando algún dato o activo de información que tenga valor para una organización, pasa a manos ajenas, perdiendo la cualidad de confidencialidad que le fue asignada. Esto se puede ver representado, por ejemplo, en documentos que pasan a ser accesibles por personas no autorizadas, o también por cualquier dato secreto que alguien interno le facilite a un externo sin pasar por un medio digital. Se desarrollarán a continuación los conceptos necesarios para entender en mayor profundidad la fuga de información, partiendo de algunos casos representativos de los últimos años, y atravesando las clasificaciones básicas del problema: por su naturaleza (técnica o humana) y por el contexto en que se da (corporativo o personal); además de presentar los consejos asociados a cada uno de los contextos.

Contenido completo en ESET Latinoamérica [133 Kb – PDF]

Fuente: Segu-Info

Share

This entry was posted in concienciar, empresas, espionaje, robo, seguridad. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.