Obsesión

Me sigue sorprendiendo, a la vez que me asusta un poco, que me obsesione con estas cosas. Lo he visto en otras personas con las que me junto y es algo que quizá hace falta para trabajar en esto: La obsesión.

No entiendo cómo me puedo seguir obsesionando hasta el punto de no pensar en otra cosa que encontrar un camino en una aplicación web para conseguir un acceso. Horas y horas dándole vueltas en la cabeza, pensando en la siguiente prueba a hacer, en el siguiente manual a buscar del producto, pensando en dónde podría encontrar más información, hasta terminar pasándome la noche dando vueltas y dormitando pensando en el archivo de configuración que ya he sacado… ¿qué se puede obtener de allí? ¿Cómo puedo saber qué significa cada parámetro de él?


Lo curioso es que el objetivo no es ni tan siquiera una gran presa, es solo un pequeño reto personal que no me reportará más que el placer de haberlo superado. Serán unos minutos de placer delante de la consola – si consigo al fin acceder – para luego decir: “aire, a otra cosa”.

Sé que muchos me entienden, porque he visto esa mirada que se me pone a mí muchas veces en algunos de ustedes. Ese desaparecer por completo del mundo solo por intentar resolver un reto que solo les va a reportar unos segundos de placer y, tal vez, contarle a los amigos cómo lo hiciste.

Sin embargo, es esa obsesión que te lleva a superar estos retos personales autoimpuestos, la que te permite que, en tu día a día, cuando llegue el momento, te acuerdes de cómo superaste este pequeño obstáculo y seas capaz de utilizar lo aprendido en otro entorno. De repente, consigues el acceso a un servidor y alguien te pregunta: “¿Cómo te dio por probar eso?”.

La respuesta es que te acordaste de ese pequeño reto personal que te tuvo una semana dándole vueltas al problema para que al final descubrieras ese pequeño truco que has podido utilizar. Sin embargo, ante esa pregunta puedes responder un “suerte” o confesar la verdad: Tienes obsesión.

Si no tienes obsesión plantéate si trabajar en seguridad informática es una buena opción laboral, porque esto es de todo menos un trabajo de 9 a 6. ¿Has perdido días o semanas intentando resolver algún reto?

Yo les dejo, que tengo que seguir con mi reto personal y, cuando acabe con él, porque lo haré de una forma u otra, tal vez les cuente cómo lo hice para tener unos minutos más de placer.

Saludos!

Fuente: ElLadoDelMal

Share

This entry was posted in aprendizaje. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.