Soporte nativo de archivos VHD en Windows 7

La verdad es que con la vertiginosa evolución de los sistemas operativos actuales y tanto nuevo producto en el ámbito informático, yo era bastante bastante reacio a creer que Windows 7 fuera a ofrecer a nivel técnico alguna característica nueva respecto a Windows Vista que me sorprendiese realmente, pero al poco tiempo de empezar a trabajar con él me he llevado una grata sorpresa: El soporte VHD.

Windows 7 incluye soporte para ficheros vhd, que como sabéis son los archivos de disco duro virtual con los que trabaja VIRTUAL PC y otros sistemas de virtualización como HyperV de Microsoft o XenServer de Citrix (de hecho es un formato que es claro candidato a transformarse en un estándar)

Entre las capacidades disponibles en esta nueva versión de Windows está la posibilidad de arrancar el sistema operativo desde uno de estos discos duros (lo que significa que podremos arrancar cualquier máquina virtual en caliente de manera física), pero también la creación y asociación de ficheros VHD al sistema operativo, algo que vamos a explicar a continuación.

Para gestionar ficheros VHD en Windows 7, debemos ir al “Administrador de discos” que se encuentra dentro de la consola administrador de equipos de Windows, para ello debemos pulsar con el botón derecho sobre Equipo y seleccionando administrar. Una vez dentro de la pantalla de administración del equipo nos vamos a Administración de discos.

clip_image001

Una vez en esta ventana, pulsamos con botón derecho sobre Administrador de Discos (DISK MANAGEMENT en la captura) y seleccionamos CREATE VHD

clip_image002

Al seleccionar esa opción, Windows 7 nos va a pedir que le indiquemos, primero, la localización del nuevo archivo vhd, el tamaño del archivo, ya sea en Megabytes, Gigabytes o Terabytes y por ultimo si el archivo va a ser de EXPANSION DINAMICA o de TAMAÑO FIJO (similar a como lo hace Virtual PC). Los discos duros virtuales de Expansión dinámica ofrecen un peor rendimiento pero suponen un ahorro en almacenamiento dado que el archivo irá aumentando de tamaño según se vaya necesitando hasta que llegue al límite que le hayamos indicado. Los discos duros virtuales de Tamaño Fijo ofrecen un mejor rendimiento dado que nos cogerán todo el tamaño indicado sin que sea necesario ir aumentándolo.

Una vez completadas todas las opciones y habiendo pulsado en OK, se nos agregará un disco sin inicializar del tamaño que le hemos indicado (imagen inferior).

Solo nos falta Inicializar (crear el MBR y la tabla de particiones), particionar y formatear el disco. En nuestro caso pulsamos con el botón derecho sobre el disco (en este caso DISK1) y seleccionamos Inicializar disco.

clip_image003

A partir de este momento, ya podemos trabajar con el disco como en cualquier otra versión de Windows, por ejemplo creando un nuevo volumen simple y formateándolo en NTFS.

clip_image004

Como podéis observar en las imágenes, el disco pasa a trabajar como si fuese un disco físico conectado en nuestro equipo, con letra de unidad propia y accesible desde el explorador.

clip_image005

Por supuesto tras trabajar con este disco duro virtual podemos exportarlo a sistemas compatibles como HyperV.

PD: Es posible que la primera vez que intentéis agregar un vhd al administrador de discos os dé un error como el siguiente

clip_image006

Esto es debido a que el controlador que da soporte a los discos virtuales no se encuentra instalado. Cuando pulsemos en Ok se instalará automáticamente.

Hasta aquí una de las primeras novedades de las muchas que ofrecerá Windows 7 a los administradores, y además una novedad que, para mi gusto, es importante, necesaria y bastante útil.

Fuente: WindowsTecnico

Share

This entry was posted in info, windows. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.